lunes, 27 de febrero de 2017

XTC - Oranges & Lemons (1989)

Hoy les traigo a  XTC, una banda pop de los '80, que pasó vertiginosamente del punk mas ruidoso y primario a un pop sofisticado e inteligente. Sin caer en la burda imitación del cuarteto de Liverpool, fue capaz de crear algo nuevo y original partiendo de su estilo
¿Los conocían? Si no es así, ¡tengo el gusto de presentarles a ustedes los fabulosos... XTC!    




Artista: XTC
Álbum: Oranges & Lemons
Año: 1989
Género: pop alternativo
Duración: 1: 1: 52
Nacionalidad: Inglesa



Lista de Temas: 
1. Garden of Earthly Delights
2. The Mayor of Simpleton
3. King for a Day
4.Here Comes President Kill Again
5. The Loving
6. Poor Skeleton Steps Out
7. One of the Million
8. Scarecrow People
9. Merely a Man
10.Cynical Days
11.Across the Antheap
12.Hold me my Daddy
13.Pink Thing
14.Miniature Sun
15.Chalkhills and Children



Alineación:


Andy Partridge/Voz, guitarra, composición

Colin Moulding/ Voz, bajo
Dave Gregory/ Teclados, coros, guitarra

Con la colaboración de:

Pat Mastelotto  drums
Mark Isham  horn 
Paul Fox  keyboads

Franne Golde  backing vocals
(nótese la presencia de Mark Isham, genial e inclasificable trompetista) 



El otro día, mientras  escuchaba “Ladies on the Road” de King Crimson, (buen ejemplo de canción de rock progresivo que suena a Beatles por los cuatro costados)  pensé en la cantidad de grupos que a lo largo de la historia han vuelto una y otra vez a reabrir la mina “beatle” soñando con encontrar un nuevo filón de ideas. Algunos, a mi modo de ver, simplemente los copiaban , como por ejemplo Oasis, otros lograban hacer algo nuevo partiendo de donde los Beatles lo habían dejado, como  por ejemplo Blur (les reconozco cierto  merito aunque no es que me gusten mucho).
 En Latinoamerica no se muy bien cómo ha evolucionado este género, pero recuerdo oír a Fito Páez, por ejemplo, cantar bonitas canciones con un sonido muy beat
Los mismos Beatles reabrieron  la mina para sacar “Free as a Bird”, con John que parecía cantar desde la ultratumba, y mereció la pena, porque, al menos para mí,  esa canción es una joya. Luego vino “Real Love”, de la que no pienso lo mismo.  
En cuanto a la banda que les quiero presentar hoy, creo es una muestra mas que suficiente de que la mina “beatle” no está  agotada, y que puede dar de sí todavía muchas sorpresas. 
Se llama XTC.




A menudo me pregunto qué clase de música habrían hecho los Beatles si hubiesen seguido activos como grupo unos años mas… me siento inclinado a pensar que habrían introducido cada vez más el jazz en sus canciones, de hecho  empezaron a incorporarlo tímidamente a su música  poco tiempo  antes de su disolución, al contar con la colaboración  del gran teclista Billy Preston en varios de sus éxitos. Algunos llegaron a calificar  a Preston como “el quinto beatle”, o “el beatle negro”.
Pienso que habrían hecho cosas sorprendentes si hubiesen seguido por ese camino, pero cuando se separaron  llegó a parecernos que todo se acababa allí,  y que nadie se atrevería a darles el relevo… hasta que por fin, por pura casualidad, en uno esos días en los que te aburres mortalmente y te pones a curiosear cualquier cosa  por la red, descubrí  a  XTC .



Sobre ellos les diré brevemente que son de Swindon, Inglaterra, que surgieron como banda punk en los ’70 y que en sus comienzos  su mayor influencia eran los New York Dolls.  Pero una de las principales características de la banda fue su capacidad de evolucionar rápidamente,  así que en poco tiempo pasaron del punk al post punk, de este a la new wave, y de la new wave al pop progresivo.Desde un comienzo se distinguieron por sus letras inteligentes, y en poco tiempo fueron capaces de ingeniosísimas composiciones, de sofisticados arreglos  y de audaces  acrobacias instrumentales. Una de las cosas que me llaman la atención de esta banda es como a medida que ha ido evolucionando, ha ido también incorporando elementos del sonido beatle a su música. 



El álbum del que estamos hablando, Oranges & Lemonses el más beatlesque de los que grabó XTC, aparte de ser bastante comercial (¿quien dijo que eso en si sea malo?) quizás el más comercial de todos los de esta banda. Hacía años que XTC había dejado de actuar en público, debido a las crisis de miedo escénico que padecía Andy Partridge, cantante, guitarrista y lider del grupo. 

Eso hizo que se volcaran totalmente en el trabajo de estudio (algo parecido les pasó a los Beatles cuando decidieron no volver a actuar más en público, hartos de las fans que los adoraban solo por ser unos chicos guapos, sin importar lo que tocaran) grabando discos cada vez más espectaculares. Así llegaron Mummer, The Big Express, Skylarking, y finalmente en 1989, Oranges & Lemons, disco cuyo titulo está relacionado con una antigua canción de cuna inglesa que también se llama así. 

En EEUU se lanzaron con éxito varios singles sacados de este álbum, y hasta hubo un acto promocional del disco en la MTV (supongo que Andy ya habría superado su miedo escénico para entonces). Oranges & Lemons fue el penúltimo álbum que hizo XTC con la casa Virgin, con la que seguidamente tuvieron serios problemas contractuales y de gestión. Los músicos de XTC pidieron renegociar su contrato con el sello discográfico, pero se les ignoró, quedando todo en suspenso por dos años, hasta que finalmente la Virgin cambió de director.





Antes de dejarles a solas con la música de XTC les quiero hablar de la portada del disco, que como verán, es  Beatle a más no poder, pero es que la dibujó el mismo diseñador grafico que hizo la de Yellow Submarine, un tal Heinz Edelmann!  Abajo les dejo un artículo sobre este señor, por si les interesa.  Espero que les esté gustando esto... y les dejo de una vez con la música. Hasta la próxima!
  



El lápiz que pintó el 'Submarino Amarillo'
·         23.07.2009
JAVIER MEMBA
Si entraña algún valor que la creación sea más conocida que su creador, el alemán de origen checo Heinz Edelmann, fallecido el pasado martes en Stuttgart, fue un artista grande como pocos. Autor de las caricaturas más conocidas de The Beatles, las que mostraban al inolvidable cuarteto de Liverpool en su peripecia por Pepperland en El submarino amarillo (George Dunning, 1968), también lo fue de Curro, la mascota de la Exposición Universal de Sevilla en 1992.
En el año 1971, Edelmann se aplicó igualmente en la ilustración de las primeras ediciones germanas de El señor de los anillos, la maravilla de J.R. Tolkien, y, por extensión, de una buena parte de las estampas de la Tierra Media y las hazañas y aventuras de su moradores, que iluminan no pocas de las páginas de las ediciones de la trilogía del maestro inglés impresas en los más variados confines del resto del planeta.
Su experiencia artística llevó a Edelmann desde las primeras imágenes de la psicodelia -a él hay que agradecerle ese impagable hallazgo de dibujar a The Beatles sin boca, en la secuencia que ilustra la canción Nowhere man (Hombre de ninguna parte) en El submarino amarillo- hasta esa nueva estampa que tanto contribuyó a tirar por tierra aquella nefasta máxima de que «la letra con sangre entra». No en vano, los responsables de la exposición sevillana, cuestionados por aquello que les convenció para encomendarle a Edelmann la creación de la mascota del encuentro, respondieron que fue gracias a la aceptación que tuvieron las ilustraciones del alemán en algunas revistas literarias de la capital andaluza.
Corría 1934 cuando el futuro ilustrador anónimo de una de las principales puertas de la psicodelia vio la luz por primera vez en Aussig (Checoslovaquia). Su segunda noticia ya lo sitúa en Alemania, como estudiante de dibujo en Dusseldorf. Lo aprendido, tanto en Alemania como en Holanda, le llevó a ser uno de los primeros creadores de aquellos carteles -que entonces se empezaban a llamar pósteres- que decoraron las habitaciones de los jóvenes sediciosos de los años 60. Autor indiscutible de algunas de las primeras imágenes de la psicodelia europea, debieron de ser ellas las que hicieron que Dunning, puesto a elegir un diseñador gráfico para El submarino amarillo, reparara en Edelmann.
En cualquier caso, lo cierto fue que ni Lennon ni McCartney pusieron la más mínima objeción a que Edelmann creara los diseños que habrían de protagonizar El submarino amarillo. Grandiosos y trascendentes -a nivel histórico y mundial-, como cuanto a los de Liverpool concernía, esas creaciones del alemán inauguraron la imaginería psicodélica, ¡que ya es decir!
En España, dichas estampas inspiraron de manera meridiana las de Contrabando (1968), el tercer álbum de Los Brincos. Como demuestra su creación de Curro, Edelmann estuvo estrechamente ligado a la iconografía española. Empeñado durante sus últimos días en la enseñanza de su arte en Colonia y Dusseldorf, Edelmann -acaso fiel a ese espíritu libre que tuvo su mayor expresión en la psicodelia-, nunca quiso que se supiera más de él que de sus creaciones.

Heinz Edelmann, artista, diseñador e ilustrador, nació en Aussig (antigua Checoslovaquia) en 1934 y murió el 21 de julio de 2009 en Stuttgart (Alemania), a los 75 años.

                                              el Canario
         





           

No hay comentarios:

Publicar un comentario