jueves, 13 de abril de 2017

Tin Machine - Tin Machine (1989)

Una reencarnación más del versatil David Bowie, esta vez bajo la apariencia de un trajeado y encorbatado cantante de una banda  hard rock/grunge.
Rodeado de unos casi desconocidos pero excelentes músicos, con historiales llenos  de interesantes colaboraciones, Bowie  prepara una nueva jugada, en la que va a tomar serias represalias contra las nuevas estrellas del rock que parecían haber estado a punto de desbancarle de su trono. Prince, por ejemplo.
Para ustedes Tin Machine, la banda del duque blanco.





Artista: Tin Machine
Álbum: Tin Machine
Año: 1989
Género: hard rock, grunge
Duración: 55:46
Nacionalidad: Angloamericana



Lista de Temas:
01. Heaven's in Here
02. Tin Machine
03. Prisoner of Love
04. Crack City
05. I Can't Read
06. Under the God
07. Amazing
08. Working Class Hero (Lennon)
09. Bus Stop
10. Pretty Thing
11. Video Crime
12. Run
13. Sacrifice Yourself
14. Baby Can Dance
 



Alineación:
Kevin Armstrong / Guitarra, Teclados
David Bowie / Guitarra, Voz
Reeves Gabrels / Guitarra
Hunt Sales / Bateria, Vocal
Tony Sales / Bajo, Vocal














Desde la segunda mitad de los años '70 los gustos populares habían empezado a dar un viraje: ya no más discos experimentales, conceptuales, con suites de 15, 20 o más minutos, en los que los músicos tuvieran plena libertad de hacer lo que se les antojara. Ahora se demandaban temas breves, de no más de 4 minutos, preferiblemente exentos de barroquismos, de un "excesivo" virtuosismo, y que trataran de temáticas relacionadas con lo cotidiano, más que con duendes o viajes astrales. Esa tendencia se fue afianzando en los años '80.

Entonces, el camaleónico Bowie creó por enésima vez un nuevo personaje en el que transformarse, y sin perder su inconfundible estilo, metabolizó los colores propios de la época, definiendose por un sonido más ligero y bailable, con resultados como Let's Dance, o Blue Jeans, dos grandes éxitos comerciales.  






Su ultima grabación de los '80 fue el álbum Never let Me Down, en el que hizo un intento por dejar atrás aquella etapa dance, a base de un rock más duro, con algunos elementos industrial/tecno.

Bowie declararía más adelante que consideraba ese álbum su "punto más bajo",  concluyendo que es "un disco horrible".
Fue Reeves Gabrels, un amigo suyo, que de paso es un brillante guitarrista, quien lo convenció de que tenía que volver a las raíces del rock, y dejar de ser tan "fashion".

Una vez más se vio en la necesidad de reinventarse, tarea en la que era un superdotado. Y la jugada fue magistral: no más ser centro de la atención; se acabó el solista David Bowie; desde 1989 se diluirá en una unidad superior, una banda, cuyo nombre será Tin Machine, en la que Reeves Gabrels adoptaría el rol  de  guitarrista.  

Los videoclips de las canciones de esta banda tendrían muy poca coreografía, al contrario de los de la década anterior de Bowie, con mucho estilismo, pero vacíos.
Los trajes oscuros que todos ellos lucían, estaban muy en contraste con su sonido hard y grunge; la música que interpretaban se parecía muy poco a la de Bowie, pero todo en ellos tenía un aspecto mucho mas genuino y espontaneo que la producción más reciente del duque blanco en solitario. 








Con este disco, Bowie y compañia se anticiparon a la explosión grunge, con su sonido  distorsionado y sucio. 
El problema fue que, a pesar de que en un principio el álbum fuera aclamado por la critica, los seguidores del antiguo Bowie quedaron desconcertados: no era lo que esperaban de el; no pudieron aceptar un Bowie que se comportaba como un miembro más de la banda, y se sintieron traicionados. Desde el momento en que salió al mercado, el disco fue recibido con muchas reservas.

Por eso, a pesar de ser un gran álbum, no tuvo el éxito que pudo haber tenido si se hubiera publicado un poco más tarde, cuando las bandas grunge, como Sonic Youth  empezaron a triunfar mundialmente. Es el sino de los pioneros.

De todos modos, aunque Bowie desde un principio se propuso evitar toda clase de liderazgo en Tin Machine, con su carácter le iba a ser bastante dificil mantener tal proposito. Y en efecto, a pesar de que se intentara que el grupo funcionase democraticamente, Bowie terminó imponiendose, tanto en la composición de las canciones como en la toma de decisiones. 
     





   

Entre una y otra cosa, el grupo terminó teniendo una vida bastante fugaz (de 1989 a 1991), publicando tan sólo tres álbumes, de los cuales el primero, Tin Machine, es para mi, con mucho, el mejor.

Las canciones de este disco tienen una temática social muy definida. Hablan, por ejemplo, en contra del nazismo, o de la droga, cosas con las que en el pasado Bowie había flirteado peligrosamente. Por eso, esas letras ahora suenan más bien a disculpa por los errores cometidos. Un ejemplo de esto tal vez pueda ser la versión ( el único cover del álbum) de Working Class Hero, de Lennon. Esa canción, podría parecer una respuesta de John Lennon al tema Heroes de Bowie, en el que este da rienda suelta a sus delirios de grandeza, diciendole más o menos que si tanto desea ser un heroe, que lo sea, pero de los más desfavorecidos: la clase obrera. Sin embargo,  Working Clase Hero, es muy anterior  a Héroes.



 El hecho de que Bowie hiciera suyo este tema versionandolo,  me sugiere ( sobre todo dentro del contexto de una banda como Tin Machine) o bien un profundo cambio de rumbo en su vida, o bien cierta dosis de sarcasmo por su parte, con respecto  a Lennon.








Este disco, a pesar de los resquemores que causó en los antiguos fans de Bowie, es el quinto mejor vendido de toda su amplia carrera, mientras que el primer lugar se lo lleva el famosísimo Let's Dance.





                                           el Canario


















No hay comentarios:

Publicar un comentario