sábado, 20 de mayo de 2017

Radio Tarifa - Temporal (1996)

Al escuchar bandas italianas como Nuova Compagnia di Canto Popolare, o Il Canzioniere del Lazio, que pronto también traeré a este blog, se me ocurre un paralelismo con grupos españoles como Radio Tarifa. La fusión de lo viejo y lo nuevo, la inserción de instrumentos de otros países y de otros tiempos, o de formas musicales exóticas en un folclore concreto, son algunas de las cosas que comparten. España e Italia han sido gigantescos crisoles en los que se han fusionado gustos, culturas y tradiciones, y eso se hace sentir, con frecuencia de forma parecida, en ambos folklores.  Aquí tienen esta curiosa banda española, a caballo entre el antiguo Al-Andalus y la modernidad. Que la disfruten!




Artista: Radio Tarifa
Álbum: Temporal
Año: 1996
Género: Musicas del Mundo, folk, flamenco
Duración: 43:52
Nacionalidad: Española


Lista de Temas:
01. La Tarara
02. Las Cuevas
03. Canción Sefardi
04. Baile de Almut
05. Solea
06. Tangos de la Condición
07. Conductus
08. Temporal
09. El Mandil de Carolina
10. Vestido de Flores


Alineación:
Fain S.  Duenas / Banjo, Bouzouki, Bass Guitar, Spanish Guitarand Percussion 
Benjamin Escoriza / Vocals  (1-3,8-10) 
Vincent Molino / Nay, Cromornos and Oboe (1-3,5,7,9) 
Peter Oteo / Bass Guitar (1-3,7,10) 
Ramiro Amusategui / Oud  (1,6,7) 
Wafir Sh.  Gibril / Accordeon and Violin (1,6,10) 
Jaime Muela / Soprano and Tenor Saxophone (1,7) 
Sebastian Rubio / Percussion (1,4) 
Rafael Jimenez / Vocals (5,6) 
Joaquin Ruiz / Flamenco Dance (2) 
Cope Gutierrez / Hammond Organ  (3) 
Javier Colina / Double Bass (8) 
Javier Paxariño / Bansuri Flute (8) 








 



Siguiendo el rio Guadalquivir nos detuvimos en Sevilla, pero ahora nos adentraremos aún más en el corazón de Al–Andalus, de la mano de una gente rematadamente loca que se atrevió a mezclar música medieval y renacentista española con cosas como la música india, la africana, o incluso la cubana, aderezándolo todo con instrumentación eléctrica. Se diría que fuera un pastel bastante indigesto, a juzgar por la disparidad de los ingredientes. Pero el resultado es sorprendentemente bueno. Y es que esos locos saben lo que se hacen. Son Radio Tarifa, banda formada en sus comienzos por Faín Dueñas, Vincent Molino y Benjamín Escoriza, y a la que poco a poco se fueron integrando muchos otros “locos”.








Les unía la pasión por el flamenco, la música árabe andalusí, la sefardí, la medieval, castellana, magrebí, y africana, entre otras, y sobre todo, la pasión por el mestizaje cultural, (especialmente el mediterráneo y el castellano). Faín y Vincent aportaban su experiencia común en la música medieval, arábigo-andaluza, sefardí y tradicional. Benjamín por su parte,  el flamenco. Los tres  llevaban ya tiempo investigando músicas antiguas, especialmente los dos primeros, que trabajaban en un proyecto de recuperación de música medieval y renacentista, Ars Antiqua Musicalis.

Semejantes credenciales podrían inducirnos a pensar que son músicos academicistas, poco dados a la innovación. Sin embargo, en su página web se declaran "alejados de todo purismo en la elección de los timbres y el tratamiento de las melodías, mezclan arreglos de melodías tradicionales y composiciones propias, utilizando instrumentos que ya tocaban los Egipcios faraónicos (ney : flauta de caña), y los Griegos y Romanos clásicos (instrumentos mediterráneos como los oboes de madera o los armonios), mezclados con instrumentos modernos como el saxo, el bajo y la guitarra eléctrica".

En la música de Radio Tarifa tomaron cierto protagonismo el flamenco y el cante, en el que Benjamín Escoriza ponía su voz y su fuerte impronta personal. Por eso me parece importante ahondar un poco en ese tema.
¿Cual es el origen del flamenco? Hay quien lo atribuye exclusivamente a los gitanos, pero si fuera así, también formaría parte de la cultura de los gitanos hungaros o franceses, por poner un ejemplo. En cambio, es un fenómeno exclusivo de Andalucía, y parece más probable que sea fruto de una fusión de las culturas que convivieron allí durante siglos. 







Los eruditos no se han puesto todavía de acuerdo al respecto. Pero hay una teoría que me parece muy verosímil: En el siglo XV judíos, cristianos, moros y gitanos convivían pacíficamente en España. Pero a partir del año 1492, los Reyes  Católicos inician una cruenta campaña de expulsión, que se ensaña especialmente contra los musulmanes, los judíos y los gitanos. Siglos de convivencia en armonía, entre gentes de muy diversos orígenes y costumbres iniciaban su caída.

 En el Sacromonte (Granada) existen unas cuevas que actualmente son muy visitadas por los turistas.  En esas cuevas, cientos de judíos, musulmanes y gitanos se refugiaron huyendo de las reconversiones forzosas de la Iglesia y el gobierno. La música y los ritos de su gente se fueron acotando a un reducido, temeroso y secreto reducto donde sólo las familias podían acceder para descargar su miedo, su ira y su pena. Quizás fue en estas miserables condiciones de vida que las culturas musicales empezaron a fusionarse.

En los años noventa, con sus extraños instrumentos en desuso,  pero también con guitarras y teclados eléctricos, Benjamín, Vicent y Faín ensayaban en un reducido sótano de  Madrid, al que habían bautizado el agujero, y en el que tenían su propio estudio de grabación. Allí se cocinó su primer disco, Rumba Argelina, con escasos recursos y mucha imaginación.

Rumba Argelina recogía música árabe, oriental, andaluza y sefardí, un tema medieval alemán, canción popular española, incursiones en el flamenco y composiciones propias. Javier Ruibal, Gerardo Núñez, Javier Paixariño y Eduardo Laguillo ofrecieron desinteresadamente sus colaboraciones.






Después de Rumba Argelina llegó Temporal en 1996, el álbum del que estamos tratando hoy. Temporal cuenta con la colaboración del cantaor gitano asturiano Rafael Gimenez, “Falo”, en un par de temas.


Yo destacaría de este álbum un mayor protagonismo del flamenco con respecto a la música antigua, cosa que lo hace más accesible a mi oído. Las canciones son mas rítmicas, más dinámicas que las del primer álbum, que encuentro demasiado lánguido para mi gusto, a pesar de ser musicalmente una verdadera joya.





Hasta aquí mi reseña amigos, los dejo solos para que se dejen arrastrar por esta corriente de sonido que procede de antiguos manantiales… que disfruten de la experiencia!




                                               el Canario






No hay comentarios:

Publicar un comentario