lunes, 1 de mayo de 2017

Ralph Towner - Solstice (1975)

Solstice, uno de los mejores discos de la casa ECM, obra del guitarrista Ralph Towner, es fruto de la colaboración de éste con otros tres gigantes del jazz: Jan Garbarek, Jon Christensen y Eberhard Weber. 
Paisajes nordicos, o polares, momentos de una espiritualidad intensa que trasciende  lo verbal; una oda silenciosa a la hierba, a los petalos de las flores arrastrados por el viento,  a las nubes o al inmenso oceano. Todo eso se puede encontrar en el sonido cristalino de la guitarra de Towner, en el sinuoso contrabajo de Weber, en el desgarrado saxofón de Garbarek y en el delicado entramado de ritmos urdido por Christensen.  





Artista: Ralph Towner
Álbum: Solstice
Año: 1975
Género: ECM jazz, jazz fusion
Duración: 40:58
Nacionalidad: mixta 


Lista de Temas:
01. Oceanus (Towner) 11:04
02. Visitation (Towner) 2:36
03. Drifting Petals (Towner) 7:01
04. Nimbus (Towner) 6:31
05. Winter Solstice (Towner) 4:02
06. Piscean Dance (Towner) 4:15
07. Red and Black (Towner) 1:19
08. Sand (Weber) 4:08

Alineación:
Ralph Towner / 12-String and Classical guitar, Piano
Jan Garbarek / Tenor and Soprano saxophone, Flute
Eberhard Weber / Bass, Cello
Jon Christensen / Drums, Percussion

















El álbum Solstice fue grabado en Oslo en diciembre de 1974,  por el músico norteamericano Ralph Towner, integrando un cuarteto con algunos de los mejores músicos de jazz europeos de su tiempo. Fue publicado en 1975 por el sello ECM con el número de serie 1060.
No hay que confundir este álbum con otro de nombre similar, Solstice/Sound of Shadows, que fue lanzado en 1977, y que presenta la misma alineación. 

Dedicado a un evento astronómico que se da dos veces al año, una en plena apoteosis solar, en verano (el dia más largo del año), y la otra al caer el invierno (el dia más corto del año),  Solstice es considerado por muchos críticos la obra maestra de Ralph Towner.

Como de costumbre, los músicos de la ECM, con su atención puesta en asuntos muy alejados de lo mundano,  consagran sus piezas a fenómenos naturales (astronómicos, geológicos, meteorológicos, etc.),o a cuestiones de talante más introspectivo.







Ralph Towner, que fue quien  escribió todos los temas de este disco excepto el último que es obra de Eberhard Weber, es, aparte de compositor, arreglista, pianista, guitarrista y trompetista. Después de formar parte, desde mediados de los '60, del Winter Consort de Paul Winter, Towner lideró el legendario grupo Oregon, fundado en 1971,  que fue una de las bandas pioneras de lo que más adelante se denominaría fusión. Sin embargo Oregon no incluía en su fusión elementos del rock, a diferencia de la mayor parte de las bandas de la época.

Oregon fue una formación versátil, tremendamente innovadora,  con un estilo inmediatamente reconocible por sus matices folk-jazz, por no tener batería sino unicamente percusión y por el sonido cristalino de la guitarra de doce cuerdas de Towner. Fue descrita por algunos, de forma muy poco afortunada, como una banda de “música del mundo” o “nueva era”. 

El dossier musical de Towner no empieza ni termina con Oregon. A partir de 1972 comenzó a realizar una serie de grabaciones para el sello ECM en Mónaco, que daba amparo a un gran colectivo de  talentos musicales independientes.
Solstice es un ejemplo temprano de su faceta como solista, uno de los mejores discos de la vasta discografía de Towner, y una perfecta muestra del estilo de música que se cuece en la factoría ECM.








En esta vertiente de su carrera musical, Towner se rodea de otros artistas vinculados a la ECM: el saxofonista Jan Garbarek, uno de los pocos (junto con Lee Konitz y Wayne Shorter) en proponer un sonido de saxo tenor distinto  al de John Coltrane. Eberhard Weber al cello y al contrabajo, con un sonido suave y reverberado que es una de las pocas alternativas a la "marca" Jaco Pastorius, y el batería Jon Christensen, que ya desde entonces era miembro permanente del cuarteto europeo de Keith Jarrett.








Fruto de esta fecunda actividad son una veintena de discos a su nombre, y numerosas colaboraciones en los discos de otros artistas. Un ejemplo es la espectacular aportación que hace en The Moors,  un tema  del álbum I Sing the Body Electric, de Weather Report. 




Es de destacar el carácter introspectivo y contemplativo de la música de Towner, con tintes naturalistas y místicos que parecen emanar de una espiritualidad no basada en palabras y agnóstica.
Evita en lo posible la amplificación, utilizando guitarras de doce cuerdas de acero.  Tiende a preferir pequeñas bandas de instrumentos acústicos haciendo hincapié en la dinámica y la interacción grupal. Curiosamente, obtiene un efecto de percusión en la guitarra por medio de la colocación de una caja de cerillas entre las cuerdas y el cuello del instrumento.




el Canario







No hay comentarios:

Publicar un comentario