domingo, 28 de mayo de 2017

"Songs from the Wood" a la luz de la Wicca

Siempre seré demasiado parcial al hablar de este disco, por mucho que me proponga lo contrario: sencillamente es un disco de culto para mi.  Aquí les he puesto  videos con todos los temas en vivo de este álbum, sacados de un concierto que Jethro Tull dio en Londres  en el año 1977. Hay tambien dos videos promocionales y algunas cosas más.  
Este es un disco lleno de alusiones a seres míticos, a la campiña inglesa y sus misterios, al mundo rural y al paganismo, que por mucho tiempo fue algo bastante menospreciado... todo ello a finales de los setenta, cuando el punk arrasaba. Un disco anacrónico? Una obra maestra? Qué relación tiene su autor con el paganismo? De todo esto les voy a hablar a continuación.







Artista: Jethro Tull
Álbum: Songs from the Wood
Año: 1977
Género: folk progresivo, rock progresivo
Duración: 41:22
Nacionalidad: inglesa



Lista de Temas:
01. Songs From The Wood
02. Jack-In-The-Green
03. Cup Of Wonder
04. Hunting Girl
05. Ring Out, Solstice Bells
06. Velvet Green
07. The Whistler
08. Pibroch (Cap In Hand)
09. Fire At Midnight
10. Beltane (sólo en los remasters)


Alineación:
Ian Anderson / voz solista, flauta, guitarra acústica, mandolina y voces.
Martin Barre / guitarra eléctrica.
John Evan / piano, órgano y sintetizadores
Barriemore Barlow / batería y percusión
John Glascock / bajo, segunda voz y voces.
David Palmer / órgano electrónico y sintetizadores.









Después del maravilloso álbum  Thick as a Brick, Jethro Tull siguió forjando en su fragua  discos que pronto se convertirían en leyenda, pero ninguno de ellos me llegaría a atrapar tanto como Songs from the Wood.







Aquí tenemos una excelente ficha técnica de este gran trabajo de la banda del excéntrico flautista escocés, sacada de la wikipedia:


Songs from the Wood es el décimo álbum de Jethro Tull,  publicado en 1977. Es el primero de una trilogía formada por este y por los dos discos siguientes, Heavy Horses y Stormwatch en la que el grupo sacaría su faceta más folk-rock.
Fue el primer disco de Jethro Tull, que recibió críticas unánimemente positivas desde Thick as a Brick (1972).
Lleno de imaginación, arreglos y ornamentos con sabor a folk inglés y a fantasía, el álbum supone un alejamiento del estilo de los anteriores discos, más típicamente rock.
Aunque los álbumes siguientes a Songs from the Wood siguieron también la influencia folk, no manifestaron elementos tan puramente campestres como éste.
La alineación que quedó constituida desde este LP (formada por Ian Anderson, Barriemore Barlow, Martin Barre, John Evan, John Glascock y David Palmer), se mantuvo sin cambios hasta Stormwatch (1979).
El grupo publicó también un EP en 1976 complementario este álbum, titulado Ring Out, Solstice Bells, para conmemorar el solsticio de invierno.
También lanzaron un vídeo promocional animado de "Ring Out, Solstice Bells", en 1976, y otro de "The Whistler", en 1977.
La edición remasterizada de 2003 incluye dos temas extra como homenaje a "Velvet Green".

Wikipedia


Ya ven: temas acústicos, que exaltan el retorno a lo bucólico, con nombres como Campanas del Solsticio, Canciones del Bosque... toda una serie de tonadas intensamente evocadoras que nos invitan a rescatar lo bueno de un pasado cada vez más remoto, en el que había una mayor relación con la naturaleza y sus ciclos.  Pero, ¿Por qué esa insistencia en lo agreste, lo rural, en las leyendas y tradiciones de las islas británicas relacionadas con los ciclos cósmicos? 







Cómo el titulo de este post indica, no pretendo hacer un trabajo sobre el álbum en si, sino sobre este mismo en relación con el paganismo y la Wicca
Si bien siempre han desmentido haber sido integrantes de ningún culto pagano, es innegable que  Ian Anderson y su banda han, como mínimo, flirteado con el conjunto de tradiciones reunidas bajo el nombre de Wicca, y el paganismo en general.
Antes de profundizar en ello, es conveniente definir esos conceptos.








En tiempos anteriores a la expansión del Imperio Romano, se cuenta que existían en Europa varias culturas de tipo matriarcal, que profesaban una forma de religión de carácter chamánico muy vinculada a los ciclos naturales. Eran cultos agrarios, en los cuales había un paralelismo entre el crecimiento de una espiga o la llegada de la primavera y los procesos del despertar de la conciencia en el ser humano.





Después de que el Imperio se extendiera por toda Europa, y el catolicismo se convirtiera en su religión oficial, la antigua religión quedó rapidamente demonizada. En adelante se la llamó  brujería, y a las mujeres que tenían un papel protagónico en ella, las sacerdotisas, se las llamó brujas. Muchas depositarias de esa sabiduría ancestral ardieron en la hoguera.  La palabra witch deriva del inglés de la Edad Media wicche, que a su vez proviene del antiguo inglés wicce (femenino) "bruja" y wicca  (masculino) "sabio".







 Pero lo que actualmente se conoce por Wicca, es la religión neopagana surgida en los años '40, que pretende ser una combinación de los conocimientos rescatados  de la antigua religión con una serie de enseñanzas herméticas y esotéricas procedentes de otras fuentes.









La Wicca es duoteista, es decir,  adora a una diosa y a un dios. Estos son tradicionalmente vistos como la Diosa de la Luna y el Dios Astado, respectivamente. Astado, o sea que lleva cuernos... les suena?

Los rituales de la Wicca están sincronizados tanto con los ciclos de la luna (en los cuales se celebran unas festividades liturgicas conocidas como esbats y que se asocian con la Diosa), cómo con los ciclos del sol,  que se basan en los cuartos estacionales conocidos como Sabbats y asociados con el Dios Astado.








Si bien otros álbumes de Jethro Tull abundan en alusiones a leyendas y tradiciones paganas, el mas rico en ese tipo de contenidos es Songs From the Wood, cargado de referencias a los solsticios, las lineas ley, Beltane, los hombres de verde, etc.
Hay que decir que aunque  no todas las pistas  del disco son de inspiración pagana, el ambiente dominante en él es rústico, con numerosas evocaciones de escenas campestres, o de antiguas tabernas inglesas. Algunos temas incluso ensalzan  el sexo en su dimensión sagrada, realizado en plena naturaleza.








Después del tema homónimo que abre el disco, y que nos introduce en ese mundo de bosques, valles y ríos donde se movían nuestros antepasados, viene Jack in the Green, un gran tema que tiene como sujeto central al Hombre Verde, figura tradicional, que no sería más que un antiguo dios de la fertilidad pagano. Jack in the Green es además una divinidad vegetativa, protectora de los bosques y de la naturaleza. Se le suele representar con una cara hecha de hojas de árbolRamas o enredaderas pueden brotar de su boca, nariz u otras partes de su rostro y estos brotes pueden llevar flores o frutos. Anderson le canta al "hombre verde" de este modo:


"Jack, ¿Es que nunca duermes? Aún hay verde en tu corazón? 
O acaso estos tiempos cambiantes, las autopistas y el cable eléctrico nos separarán? 
No lo creo, pues vi algo de hierba crecer entre el adoquinado, hoy."



En la siguiente  canción, Cup of Wonder, se hacen muchísimas alusiones al ciclo de los sabbats y esbats de la brujería tradicional inglesa, describiendo lo que sería una especie de ritual en el que se "pasan la copa roja y la dama" (la "dama" sería un pastel de Beltane). También encontramos unas interesantes referencias acerca de los monumentos megalíticos, y sobre el cambio estacional desde Diciembre (la fiesta del solsticio de invierno) hasta Agosto (la fiesta celta de Lughnassadh) pasando por la gran fiesta de Beltane, en mayo. 

Siguen canciones de temática similar, como Hunting Girl y Ring Out Solstice Bells, que nos hablan de plantas como el muérdago, el espino o el roble, relacionándolas con los druidas y con otros cultos similares. Finalmente mencionaremos aquellas canciones que tienen una temática amorosa y erótica como Velvet Green o The Whistler. Pibroch está basada en una danza tradicional escocesa. 

 Fires at Midnight  y Ring Out Solstice Bells son canciones que celebran el solsticio de invierno, en el que el sol triunfa sobre las tinieblas y el frío. De hecho ambas fueron incluidas en el álbum Christmas Songs de Jethro Tull.







Pero para acabar de demostrar que el coqueteo de Anderson con el paganismo fue real, tenemos  Beltane, canción que se añadió al disco posteriormente, en su edición remasterizada de 2003. Una canción dedicada a la fiesta magna del paganismo de todos los tiempos.


el Canario


No hay comentarios:

Publicar un comentario