miércoles, 26 de julio de 2017

Radio Tarifa - Fiebre (2003)

Vamos con un disco que me tiene fascinado. Se trata de Fiebre de radio Tarifa. Yo había escuchado los tres anteriores pero de este, hasta hace poco tiempo,  no tenia ningún conocimiento. La enorme capacidad de improvisación, la fusión de sonoridades de distintas procedencias culturales, la pasión telurica  del flamenco, son los ingredientes de un cocktail irresistible. 
Radio Tarifa, en directo, se nos muestra con más poderío que nunca, alcanzando el apogeo de la fusión del flamenco, la música sefardí  y la mozarabe con el rock y el jazz. Impresionante.




Artista: Radio Tarifa
Álbum: Fiebre
Año: 2003
Género: Ethno beat, folk, flamenco fusión, world music 
Duración: 61:12
Nacionalidad: Española


Lista de Temas:01.Jota bereber
02.Elli yeddi haqa Ennas
03.Tangos del agujero
04.Cruzando el rio
05.Bulerias turcas
06.El mandil de Carolina
07.La mosca
08.Niña
09.Osu
10.Canción sefardi
11.El quinto
12.Fiebre
13.El viaje de lea
14. Oye china


Alineación:
Benjamin Escoriza/Vocal and Shaker
Fain S. Duenas/Percussion and Backing Vocals


Vincent Molino/Ney, Oboe and Cromorno 
Jaime Muela/Flute, Soprano Saxophon and Ney 
Amir Haddad/Oud and Backing Vocals
Jorge Gomez/Flamenco Guitar and Electric Guitar 
Sebastian Rubio/Drums and Bongos 
David Purdye/Bass Guitar and Backing Vocals













Con una media de tres o cuatro años de silencio entre disco y disco, no se puede decir precisamente de Radio Tarifa que sea una banda muy prolífica en álbumes de estudio. Su actividad se parece más a la del artesano que a la de una fábrica de producción intensiva. En la intimidad de su taller, para el artesano, el trabajo es una forma de meditación, de encuentro consigo mismo. Y esa es la actitud de Fain, Vincent y Benjamín.

Si bien Radio Tarifa no ha tenido una gran producción de estudio, su calendario de actuaciones en vivo es descomunal, pues en eso se ha volcado por más de diez años: en realizar centenares de conciertos en todo el mundo, por lo que se pasa todo el tiempo fuera de España, donde, a pesar de ser su país de origen, ha suscitado mucho menos interés, tanto en el publico como en la critica. Y de hecho, en España apenas se les conoce: “Hemos dado tres vueltas al mundo y actuado hasta en Jerusalén, pero podemos seguir paseando por la calle sin que nos conozca ni Cristo”, bromeaba Escoriza.

Como testimonio del virtuosismo  y la energía que derrochan a manos llenas en los escenarios de medio mundo, Radio Tarifa graba su primer disco en directo, Fiebre, en 2002, coincidiendo con el décimo aniversario de su primer trabajo discográfico, Rumba Argelina. El país en que se da este memorable concierto será  España? No, es Canadá, más exactamente en el Isabel Bader Theater de Toronto.











En  los dos años transcurridos desde su ultima grabación, "Cruzando el Río", tuvieron tiempo de prepararnos muchas sorpresas. Y si que nos las prepararon. Nos encontramos con una banda mucho mas potente en el escenario, más electrificada que nunca, con la fantástica guitarra  de Jorge Gomez que le aporta mucho mas ambiente flamenco al sonido de la banda. Y como ya es costumbre, curiosos instrumentos, raros artefactos  rescatados del olvido, que con sus sonidos arcaicos, nos traen lejanas reminiscencias. El resultado es excepcional; dice The New York Times: "mientras otros grupos fallan en sus actuaciones en directo, Radio Tarifa ofrece momentos trascendentes, de verdadera pista de baile". La revista Mojo comenta: "son todo fuego, derraman sus almas en el escenario".
Aplaudido por la crítica internacional, Fiebre fue nominado a los BBC - Radio 3 - Awards for World Music - 2003 y a los Premios Grammy Latinos - 2004 en la categoría de Mejor Álbum de Música Tradicional.









Debo decir que hasta hace poco tiempo solo conocía los primeros tres discos de esta banda, y me he quedado deslumbrado por la fuerza y la versatilidad de las que hacen gala en Fiebre. Tampoco sabía que en julio de 2004 actuaron en Jerusalem y Ramallah (Palestina) en el marco de las celebraciones del 25 aniversario del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas en los Territorios Palestinos, y que de su concierto en Ramallah salió su segundo y ultimo disco en directo. Desafortunadamente, no he conseguido escucharlo.










Centrándonos en el disco Fiebre, para ser un directo el sonido es excepcional, y al escucharlo, se siente que la pasión de los músicos se contagia al publico, que vibra como ellos. En "Jota Bereber" el laúd árabe (Oud) interviene con elegancia, alternándose con la flauta en largos solos. Excelente como tema de entrada, que le mete a uno de lleno en el asunto desde los primeros segundos. Me ha llamado especialmente la atención "Bulerías Turcas". Hay momentos en que parecería estar escuchando a Dissidenten. La guitarra eléctrica, el laúd y la flauta, entregándose a un encendido coloquio, dibujan magníficos arabescos. Otra sorpresa para mi es "Cruzando el Río", la misma que da nombre al álbum anterior. Cuando en su álbum homónimo sonaba a parranda callejera, en Fiebre toma cuerpo y se define como canción. Daría la impresión de que la versión anterior fuera solo un anticipo de la que ahora escuchamos. "Tangos del Agujero", se engalana con la guitarra flamenca de Jorge Gomez: el olivo y el azahar colman con sus aromas cada instante de esta canción. En resumen, es un disco excelente, y mi favorito de la banda.




Para terminar, les voy a transcribir algo que leí acerca de los gitanos, ese pueblo considerado maldito por muchos, y que fue clave en la creación del flamenco:



"Se cree que los gitanos llegaron del norte de la India, de una región que actualmente pertenece a Pakistán y se habría llamado Sid, aunque sobre el origen de este pueblo se han elaborado muchas teorías. De allí los gitanos partieron a Egipto, de donde luego de un tiempo también fueron expulsados. Luego, algunos autores hablan de que los gitanos pasaron a Checoslovaquia , otros hablan de Armenia, o Turquía; lo cierto es que para ese entonces ya se los confundía con inmigrantes de Egipto y de allí provendría el término "egipcianos", luego "gitanos" o "gypsies". Se dice que a sí mismos se llamaban en lengua Kaló -un dialecto indio maharata- ( para otros en lengua romaní), Ruma Calk, que significaría "hombre de los llanos" o "corredor de los llanos". También se dice que se llamaban a sí mismos el pueblo rhom, romaní, rroomanò thèm, romà o romi, que significaría "hombre que hace música". Al parecer en alguna parte de la Europa oriental se habría dividido el pueblo en tres grupos que se repartieron por todo territorio europeo." 

J.M. Ruano


Termíno con un articulo que habla de los últimos conciertos de Radio Tarifa en Tierra Santa:


La «Fiebre» de Radio Tarifa construye puentes y derriba muros en Tierra Santa


JUAN CIERCO. CORRESPONSAL

Actualizado 26/07/2004 - 02:06:20


DIEGO LÓPEZ CALVÍN: El grupo Radio Tarifa, ante el Muro que separa Belén de Jerusalén


JERUSALÉN. Y llegó Radio Tarifa a Tierra Santa. Y callaron con su música, por unas horas el sábado en Jerusalén, las sirenas de las ambulancias y el vuelo ininterrumpido de los helicópteros. Y silenciaron con su arte ayer en Ramala los motores de los carros de combate y las voces agudas y desgarradas del dolor continuado.

Y llegó Radio Tarifa a Tierra Santa. Y sacaron de su chistera su ritmo, sus aires frescos del Mediterráneo tranquilo, su guasa, sus sones, sus rumbas y su flamenco. Y los pasearon por la Tumba de los Reyes en Jerusalén, en el marco de su Festival de Música anual. Y las manos dolían de tanto aplaudir cuando a veces duelen de tirar piedras, de recoger heridos, de enterrar a los muertos. Y las manos se alzaban acompasadas y dibujaban siluetas hermosas en la noche estrellada de la Ciudad Santa.



Pasiones en común



Y esas manos de gente anónima, con sentimientos, emociones, pasiones en común, harta del dolor habitual, de la ira inquebrantable, de la impotencia absoluta, acompañaban la voz quebrada de Benjamín y los vientos de Vincent, viajaban en la noche cerrada junto al saxo del doctor Muelas y el magisterio a la guitarra y al laúd de Amir, y paseaban sin descanso junto a la percusión de Sebastián y el bajo de David.

Manos, todas unidas, las que no paraban en el escenario, las que no cejaban en los tendidos, que se ponían a la obra, con la colaboración de Coca Cola España y de la Oficina Técnica de Coo-peración Española, dentro del marco del Programa de Acción Cultural Exterior de la AECI, para tender puentes y derribar muros. Puentes hoy imposibles hacia la paz, la justicia, la independencia, la tolerancia y la convivencia; puentes que Radio Tarifa, con su arte en Jerusalén, con su faena en Ramala, dicen estar empeñados en ayudar a construir con el mismo ahínco que desearían derribar todos los muros que alejan la paz. Muros que, con la música, como ya cayeran las Murallas de Jericó, comenzarán a resquebrajarse al ritmo de «La rumba argelina», de «La mosca», de «La Tarara», bajo el martilleo de una «Fiebre» que contagia a todos los presentes, (no quedaron billetes en Jerusalén, tampoco en Ramala), y que ayuda a espantar tantos fantasmas. Una «Fiebre», nombre de ese álbum nominado al mejor trabajo folk este año en los premios Grammy Latinos, que ha recorrido ya medio mundo, pero que hasta que no ha llegado a Tierra Santa no ha tocado con las manos los puentes por tender, los muros por derribar.


                                                                      el Canario
  




No hay comentarios:

Publicar un comentario