lunes, 17 de abril de 2017

José Afonso - Venham Mais Cinco (1973)




Ya es el segundo post que dedico a este cantautor que admiro, José (Zeca) Afonso. En esta ocasión, para hablar de mi disco favorito entre los muchos que el ha publicado, un disco que cuando el franquísmo en España estaba atravesando sus últimos momentos, era para muchos un símbolo del triunfo de la democracia sobre la dictadura, ya que en Portugal ese triunfo tuvo lugar  en abril de '74, con la revolución de los claveles. El 20 de noviembre de 1975 moría el dictador Francisco Franco, instaurandose la democracia también en España.








Artista: José Afonso
Álbum:  Venham Mais Cinco
Año: 1973
Género: canción de autor, folk
Duración: 29:09
Nacionalidad: portuguesa



Lista de temas:
01. Rio Largo de Profundis 
02. Era um Redondo Vocábulo
03. Nefretite não Tinha Papeira 
04. Adeus ó Serra da Lapa 
05. Venham Mais Cinco 
06. A Formiga no Carreiro 
07. Que Amor não me Engana 
08. Paz, Poeta e Pombas 
09. Se Voaras Mais ao Perto 
10. Gastão era Perfeito  


Alineación:
Yório Gonçalves / guitarras
Michel Delaporte / percusión
José (Zeca) Afonso / guitarra, voz
Michel Delaporte / arreglos, producción












No hubo maqueta, ni siquiera una grabación casera: Zeca (José) Afonso en persona  interpretó estas canciones a  guitarra y voz ante un maravillado Jose Mario Branco, músico que el mismo escogió para hacer los arreglos y la producción artística de su nuevo álbum, Venham Mais Cinco (choca esos cinco).
Esta pimera audicion tuvo lugar menos de  una semana antes de la fecha de comienzo de las sesiones de  grabación.  





José Mario Branco ya había trabajado con Zeca en su álbum anterior, Cantigas do Maio, con resultados excelentes. Musicalmente, había un gran entendimiento entre ellos dos.
Al igual que Cantigas do Maio, también Venham Mais Cinco fue grabado en París, pero esta vez en los estudios Aquarium, del 10 al 20 de octubre de 1973. La grabación se efectuó en 16 pistas.






En el disco colaboraron 18 músicos, muchos de ellos franceses. Michel Delaporte a la percusión, Yório Gonçalves a las guitarras, y además Michel Cron, Alain Noel, André Carradot, Jean-Claude Dubois, Janine De Waleynè, Michel Bergès, Ricardo Galeazzi, Michel Buzon, Jean-Claude Naude, Marcel Perdigon, entre otros. 








Fueron fundamentales los arreglos del ya mencionado José Mario Branco, con toda suerte de efectos sonoros. El disco combina con total naturalidad instrumentos clásicos como trompas, violonchelos, arpas, flautas, guitarras o pianos con todo tipo de percusiones (tumbadoras, guiros, maracas, campanas, panderetas, bombos, panderos, platos, cencerros, palmas….) y vientos (trompetas, saxos, trombones, quenas, cuicas…), a los que se unen unas lineas vocales de una gran riqueza. 







No creo que en aquella década fuera común que un cantautor pusiera tanto énfasis en los arreglos como lo hizo Afonso en este disco en particular. Y eso se lo debe a Jose Mario Branco, que fue para José Afonso, lo que George Martin fuera para los Beatles.
Y es que todos los cantautores que recuerdo de ese período, al menos en España, no iban mucho más allá de la guitarra y la voz, dejando en manos de otros los arreglos, que con bastante frecuencia no hacían sino arruinar las canciones, en lugar de embellecerlas. Por eso digo que nuestro cantautor de Aveiro tuvo bastante suerte, aparte de talento.











Los temas del álbum fueron todos escritos por José Afonso, gran parte de ellos en la prisión de Caxias, donde fue arrestado desde el 20 de abril hasta finales de mayo de 1973, por sus actividades contra el régimen fascista que detentaba entonces el poder en Portugal.
De hecho, las letras a menudo están escritas en clave y con doble sentido, disimulando tras historias inocentes hasta casi rozar lo infantil, afiladas sátiras contra ese régimen.
La mayor parte de las canciones, algunas en un tono jocoso, otras en un tono más dramático, abordan la temática de la dictadura y de la pérdida de la libertad. 
“Era Um Redondo Vocábulo”, por ejemplo, surgió después de varios días de interrogatorio en la cárcel. El texto, cargado de surrealismo, habla de un hombre al borde de la locura,  y la melodía fue tomando forma y puliendose en la mente de Zeca, sin el auxilio de una guitarra.
A pesar de haber sido concebido en momentos tan dolorosos, Venham Mais Cinco es también un disco cargado de humor.







En estas canciones se funden el lirismo tradicional portugués, con la más flamante modernidad, dando lugar al que quizás sea el mejor disco de canción de autor portuguesa de todos los tiempos.
De hecho este álbum fue y sigue siendo un referente para muchos cantautores. Hace poco leí que este  es el disco favorito de Luís Pastor, un importante cantautor español. 

El álbum se publicó a comienzos de 1974, cuando ya soplaban aires de libertad en Portugal. De hecho, fue el último disco que Zeca grabó durante la dictadura de Salazar. El 25 de abril de 1974 estallaría la célebre revolución de los claveles, poniendo fin al totalitarismo. 




                                            el Canario





































No hay comentarios:

Publicar un comentario